RapiDerm® es un ungüento de origen natural, desarrollado para el tratamiento de apoyo en las quemaduras de primero y segundo grado no complicadas. RapiDerm® ayuda a aliviar el dolor y la inflamación de la quemadura y forma una barrera protectora sobre el área de la lesión, estimulando la curación y el restablecimiento de la piel afectada.

Composición de RapiDerm®

B-Sitosterol

Es un compuesto químico de origen vegetal que se encuentra en forma natural en las plantas. Es conocido por su efecto antiinflamatorio y antiedema, y usado de manera tópica ayuda a aliviar el dolor y la inflamación.

Aceite de Sésamo

Es un aceite de origen vegetal que proviene de una planta que da una semilla muy pequeña rica en ácidos grasos esenciales. Posee propiedades nutraceúticas y cosméticas, bactericidas y antiinflamatorias. En forma de ungüento es usado en el tratamiento de numerosas anomalías como acné, herpes, piel seca, estrías y quemaduras.

Cera de abeja

Es un excipiente graso muy rico en vitamina A, con propiedades antioxidantes. Por sus propiedades bacteriostáticas, emolientes, antiinflamatorias y cicatrizantes, la cera de abeja constituye la base de numerosas cremas cosméticas. Ideal para el tratamiento en heridas, cortes, abscesos u otras anomalías de la piel.

Beneficios de RapiDerm®

Disminuye

el dolor y la inflamación por quemaduras.

Previene

las infecciones bacterianas en la piel.

Estimula

a la hidratación de la piel afectada.

Fácil

aplicación, inodoro e incoloro.

Indicaciones y posología:
• Fase inflamatoria (1-5 días después de la quemadura):
Aplicar una capa fina de RapiDerm® 3 a 4 veces al día.
• Fase de regeneración (5-14 días después de la quemadura):
Aplicar una capa fina de RapiDerm® 2 a 3 veces al día.
• Fase de remodelación (14 días - 6 meses después de la quemadura):
Aplicar una capa fina de RapiDerm® 1 a 2 veces al día.

¿Qué son las Quemaduras?

Las quemaduras son un tipo específico de lesión de los tejidos blandos producidas por agentes físicos, químicos, eléctricos o por radiaciones. Una quemadura grave puede poner en peligro la vida y requiere atención médica inmediata. La gravedad de la quemadura depende de la temperatura del medio que la causó y la duración de exposición a ésta por parte de la víctima. La gravedad de la quemadura también está determinada por su ubicación en el cuerpo, por el tamaño de la quemadura, así como por la edad y el estado físico de la víctima.

Tipos de Quemaduras

Las quemaduras se clasifican en tres tipos según la profundidad que alcancen.

Quemaduras leves

Son quemaduras superficiales que solo afectan la epidermis, la capa exterior de la piel.

Quemaduras moderadas

Afectan tanto a la epidermis como a la capa subyacente de la piel, también llamada dermis. Además de ardor y enrojecimiento de la piel producen la formación de ampollas.

Quemaduras graves

Este tipo de quemaduras son las mas graves debido a que lesionan la epidermis, y la dermis, y penetran todo el espesor de la piel, afectando terminaciones nerviosas, vasos sanguíneos, linfáticos, etc., y compromete la capacidad de regeneración de la piel.




RECOMENDACIONES
Las quemaduras pueden causar:

Hinchazón, ampollas, cicatrices, y en los casos más severos la pérdida del conocimiento y hasta la muerte. También pueden conducir a infecciones porque dañan la barrera protectora de la piel. El tratamiento de las quemaduras depende de la causa, cuán profunda es y qué tan grande es el área del cuerpo afectada.

Precauciones:
En quemaduras de 1ro. y 2do. grado: Deje correr agua fría sobre el área de la quemadura o sumerja la quemadura en el agua fría, NO helada.
Use una toalla húmeda, limpia y fría para ayudar a reducir el dolor de la quemadura.
Luego de lavar la quemadura en agua, séquela y aplique suavemente una capa de ungüento para quemaduras RapiDerm®.